Estrabismo

Es la falta de paralelismo entre ambos ejes oculares respecto a la dirección de la mirada.

Esta desviación se puede deber a múltiples causas dado que cada ojo posee 6 músculos que lo orientan y lo posicionan sincrónicamente uno respecto al otro. Este sincronismo se debe a respuestas de órdenes que impartimos desde el sistema nervioso central y de la adecuada respuesta de cada uno de estos músculos. Si los estímulos nerviosos o la fuerza de cada uno de estos músculos no es adecuada, se produce lo que se denomina estrabismo.
El estrabismo puede ser congénito (de nacimiento), por parálisis o debilidad de los músculos, enfermedades generales como la diabetes, alteraciones del funcionamiento de la glándula tiroidea, enfermedades del sistema nervioso central, etc. También existen los falsos estrabismos.