Alergia Ocular

La alergia ocular es una inflamación de los ojos provocada por una reacción de nuestro organismo a sustancias aparentemente inofensivas.

En el paciente alérgico, el polen, el polvo de la casa, alimentos como chocolate o mariscos son reconocidos por el sistema inmunológico como peligrosos. Por lo tanto, siempre que hay contacto con estas sustancias llamadas alergenos el organismo activa una respuesta de defensa que lleva a la aparición de síntomas típicos de la alergia.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más frecuentes de la alergia ocular son:

  • Ojos rojos e hinchados.
  • Comezón y ardor.
  • Sensación de arena en los ojos.
  • Dificultad para soportar la luz (fotofobia).
  • Ojos llorosos.
  • Lagrimeo

En algunos casos, los síntomas de la alergia ocular pueden coexistir con síntomas de rinitis alérgica (nariz obstruida y "goteante" estornudos consecutivos, etc.) o bronquitis alérgica (tos, asma).

¿Cómo descubrir la causa?

Los alergénicos más comunes son:

  • Polen.
  • Polvo de la casa.
  • Pelos y plumas de animales.
  • Alimentos: chocolate, mariscos, huevos.

Para determinar la causa de la alergia, el médico analiza la historia clínica del paciente (¿existen más casos en la familia?, ¿a que altura del año se manifiesta la alergia?, ¿durante todo el año?, ¿más en la primavera y otoño?... y lleva a cabo un examen ocular detallado. En la mayoría de los casos la historia clínica y el examen ocular son suficientes para que el médico haga un diagnostico. Sin embargo, en algunos casos, el médico puede estimar conveniente derivar al paciente a un alergista o inmunólogo para un estudio mas profundo.

Si es alérgico al polen sepa que:

  • El polen origina crisis alérgicas, principalmente en la primavera y el otoño.
  • Debe hacer una terapia de prevención con un medicamento antialérgico, antes y durante la estación polínica.
  • Es conveniente mantener las ventanas de la casa cerradas durante las primeras horas de la mañana, y usar lentes oscuros al andar en la calle.
  • Si utiliza sistemas de aire acondicionado debe mandar a instalar un filtro apropiado para la retención de partículas pequeñas.
  • Reduzca al mínimo las actividades al aire libre temprano en la mañana, entre las 5 y las 10 de la mañana, cuando el polen es más abundante.
  • Mantenga las ventanillas del coche cerradas cuando viaje.
  • No rastrille las hojas durante la estación del polen.
  • No tienda la ropa de cama o la ropa afuera para que se seque.
  • No tenga demasiadas plantas dentro de su casa.

Si es alérgico al polvo de la casa:

El polvo de la casa, o mejor dicho los ácaros que viven en el polvo, son responsables por innumerables casos de alergia. Estos ácaros se alimentan de las escamas que se liberan de nuestra piel, y se favorecen al vivir en ambientes calientes y húmedos. De este modo, la ropa de cama y los colchones constituyen auténticos depósitos de ácaros, particularmente durante los meses húmedos de invierno, en estos casos debe:

  • Evitar alfombras gruesas y cortinas difícilmente lavables.
  • Guardar en armarios o cajones todos los objetos Que puedan acumular polvo como: peluches, libros, etc.
  • Evitar cubrecamas, felpudos, almohadas de plumas y frazadas de franela.
  • Aspirar semanalmente el colchón y el somier.

¿Cuál es el tratamiento?

Además de las medidas de prevención mencionadas anteriormente, su médico le indicará el tratamiento más adecuado a seguir, para su caso.