Conjuntivitis

Son enfermedades inflamatorias de la membrana más superficial que recubre el globo ocular (excepto la córnea) llamada conjuntiva bulbar y también la superficie interna de los párpados, llamada conjuntiva tarsal.

Causas

Estas enfermedades la producen diferentes agentes que pueden ser bacterias, virus, hongos, alergenos (conjuntivitis alérgica), agentes químicos, traumatismos, luz, enfermedades de la piel, polución ambiental, etc. Sus manifestaciones pueden ser variadas desde ojos rojos muy inflamados hasta pequeños síntomas que a largo plazo pueden producir incomodidad constante.

Síntomas

Conjuntivitis Bacteriana: Se caracterizan por secreción abundante y amarillenta, y formación de papilas en la conjuntiva palpebral, ojos rojos generalmente asociados con un lagrimeo. A menudo, también están presentes síntomas tales como la congestión de los senos paranasales y mucosidad nasal. Los párpados pueden edematizarse. Se tratan con higiene ocular y antibióticos tópicos ( en gotas o geles). La conjuntivitis bacteriana es muy contagiosa, pero generalmente se cura entre 7 y 10 días después del comienzo de los síntomas.

Conjuntivitis virósicas: son las más frecuentes, producidas generalmente por adenovirus, con legañas y posible afectación corneal dolorosa. Son muy contagiosas y habitualmente remiten espontáneamente, pero suelen ser de larga duración (21 días o mas) afectando a todos los miembros de la familia. Se suele pautar tratamiento sintomático tópico (antiinflamatorios) y lavados frecuentes.

Son trasmitidas a través las manos, toallas o hasta estornudos. Los síntomas son enrojecimiento de los ojos, eritema en ambos parpados, lagrimeo, costras amarilla en borde de parpados, ojos con escleras hiperemicas, epifora, conjuntivas hiperemicas. Se compromete en algunos casos la córnea.

Alérgicas: típicamente estacionales, se distinguen por tener un importante picor, y por tener legañas acuosas y frecuente asociación con rinitis, sinusitis, bronquitis.

Por cuerpo extraño o traumáticas: El mal uso de las lentes de contacto o lentillas, o si no están correctamente desinfectadas, facilita la introducción de los microbios causando conjuntivitis. Esto puede derivar en una grave patología si se produce úlcera abusando del uso de las lentes de contacto.

Los arañazos y los golpes facilitan la sobreinfección conjuntival, son muy peligrosas las infecciones de origen vegetal.

Conjuntivitis alérgica

Tratamiento

Generalmente el tratamiento es médico y el tiempo de evolución hasta que curen depende de la agresividad y persistencia del agente agresor.

Consejos útiles para el paciente:

  • Evitar todo contacto con los ojos.
  • Mantener la higiene de los párpados.
  • Aislar los elementos de higiene de quien esté enfermo.
  • No se deben compartir toallas, pañuelos, anteojos, etc.
  • Procurar no exponerse directamente al sol.
  • No permanecer en ambientes congestionados con humo o polvo.
  • Atender a las indicaciones del médico oftalmólogo: Posología recomendada: 1 gota cada 4 horas.